El pasado sábado 10 de febrero vivimos en Sevilla un encuentro más allá de lo idiomático, más allá del intercambio árabe-español en el Centro de Acogida de Refugiados con muy buena energía y mucha alegría.

Superar las dificultades de entender el idioma del otro juntos y poder decir nuestros nombres, edades, profesiones, etc., desenredar el nudo de letras y sonidos es el primer paso para el entendimiento, una buena base para la paz.

Les ha hecho mucha ilusión como a nosotros enseñarnos sus palabras y a nosotros también.

Acoger es escuchar y ser escuchado. Les dimos la bienvenida a nuestras vidas y fuimos bien recibidos en la de ellos y ellas. Alteramos gozosamente su rutina.
Una mañana hermosisima que haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que se repita.

Los próximos intercambios serán los viernes en Casa Sahara (Sevilla) a las 18 hs.

¡Te esperamos!